31 marzo 2009

La destilería de Amy


No se sabe si esta chica al final se morirá -yo prefiero que no; antes Zapatero, Sarkozy, el papa o la zorraputa de mi vecina-, y si la prensa, en tal caso, hará de ella un nuevo icono pop -el último fue Kurt Cobain, me parece-. Sea como fuere, esta persona, que se lo bebe todo, parece que no está en mucha disposición de dar de beber. Gracias a que aquí luce como se la ve para una campaña contra el cáncer de mama, tomamos conciencia de su frágil desnudez.
¡Suerte! Da toda la impresión de que
va a necesitarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada