04 febrero 2008

Martín Martín

Por la mañana es la bestia negra de muchos biempensantes, una voz que alerta contra el fundamentalismo, alguien polémico y tajante, provocador y brillante. Luego me voy a comer y acaso me paso con el vino, porque en la sobremesa es un riquísimo hombre de negocios, el orgullo de cualquier universidad que se quiera puntera en el actual proyecto mercantil de mierda hacia el que avanza la universidad de hoy.
Democracia y control mientras Chomsky envejece. Estereotipos. Mundo narcótico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada