18 abril 2009

Habana blues again

Belkís salió de La Habana camino de Miami pero acabó en España. Quién sabe si era eso lo que quería, pero, a fecha de hoy, esta negra se gana la vida enseñando el coño por 4 euros mientras un par de hijos de puta, un catalino de Santa Coloma y un marroquí de Oujda, la van grabando. No le agrada la idea de que cualquiera pueda verla masturbándose en la web que esos dos tarados han abierto a ver si salen de pobres. Pero así son las cosas. Y no hay más. Cuando llama a su madre a fin de mes, le dice que trabaja de secretaria para un dentista.

Sería bueno que Obama, santo padre, lo supiera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada