13 abril 2011

Youcat: Nuevo Catecismo Católico

Estoy tumbado oyendo la radio en Villa Sciarra, a pocos minutos a pie del Vaticano. Medio adormilado bajo un sol de justicia casi divina, me parece que hablan de un nuevo catecismo para la juventud, pero no me entero. Me incorporo y escribo "nuevo catecismo católico" en Google. Aparecen los primeros 10 resultados. El primero es la página que el homónimo grupo punk vasco tiene en Myspace. Tras dos décadas de trayectoria musical cuenta con títulos como Puedes caminar encima del agua, Los ángeles, Aquí llega dios o Esta vida apesta... Por un momento creo haber identificado la noticia, pero en cuanto me topo con el término Youcat (síntesis de Youth Catechism), sé que es eso lo que andaba buscando.
 
Youcat, que ni se refiere, obviamente, a los punkis donostiarras ni se trata de una alternativa a youtube, es un nuevo catecismo dirigido a los jóvenes elaborado sobre la base del universalista Catecismo de la iglesia católica de 1997. La brillante idea de hacer un catecismo ado surgió de la iniciativa del papa Wojtyla y ha sido impulsada hasta su conclusión por el papa Ratzinger, mientras que Christoph Schönborn, hijo de nobles y arzobispo de Viena, se ha encargado de su edición. Ya en las librerías desde el 30 de marzo y con 14.000 ejemplares vendidos, la obra, que se ha presentado hoy en la Santa Sede, ha sido traducida a 13 lenguas y podrá leerse en smartphones e iphones.

El nuevo catecismo, que cuenta con un prefacio firmado por el mismísimo Benedicto XVI, se plantea a corto plazo como vademécum para los jóvenes que acudirán a la Jornada Mundial de la Juventud que tendrá lugar en Madrid los días 16 y 21 de agosto, para lo que ya han sido distribuidos en torno a un millón de ejemplares. Sin embargo, su meta última no es otra que convertirse en una herramienta indispensable para la resolución de cualquier pregunta, zozobra, contradicción o encrucijada existencial que pudiera perturbar al joven en su vida terrenal, ayudándole a saber, según las propias palabras de Benedicto XVI en el prólogo, en qué consiste la verdad de la vida. Sintético y breve en su redacción y de factura alegre, a lo largo de sus 300 páginas se sucede un patrón constante (pregunta, respuesta y comentario) en torno a temáticas amplias que van de lo metafísico trascendental a lo material y lo antropológico, desgranadas con toda la complejidad que exige el mundo moderno, pero expuestas con un utilitarismo y simplicidad tales que el joven satisfará, sin duda, ese deseo de luz que, en su camino hacia esa verdad, reclama.

Sus 527 preguntas conforman un impresionante fresco holístico de los diferentes planos de la existencia humana y muestran el imponderable -¿inasible? ¿innominable?- fruto del trabajo desarrollado por algunos representantes de los representantes de dios aquí en la Tierra. No hay nada que escape al ojo crítico de dios: sexualidad, familia, ciencia, política, economía, consumo, medicina, derecho, justicia social, trabajo, ecología, moral... y religión. Veamos algunos ejemplos que tomo de la versión en papel de La Repubblica:
 
¿Qué es el pecado? Es una palabra, hecho o intención con la que el hombre transgrede consciente y voluntariamente el orden de las cosas previsto por dios.
¿Qué son los ángeles? Son criaturas puramente espirituales dotadas de intelecto y voluntad. No son corpóreos, ni mortales, ni, por lo común, visibles.
Si Dios lo sabe todo y puede hacerlo todo, ¿por qué no impide el mal? Dios permite el mal sólo para que pueda surgir algo mejor. [comentario: El mal del mundo es un misterio oscuro y doloroso... La muerte y la resurrección de Cristo nos enseña que el mal no tenía la primera palabra y que tampoco tendrá la última; del peor mal dios ha hecho brotar el mejor bien, y nosotros creemos que con el Juicio Universal dios acabará con cualquier injusticia.]
¿Qué pasará cuando el mundo se acabe? Con la llegada de Cristo habrá un cielo y una Tierra nuevos.
¿Hay contradicción entre fe y ciencia? No existe una contradicción insoluble entre fe y ciencia, porque no puede haber una doble verdad. [comentario: No hay una verdad de fe que pueda competir con la verdad científica. Sólo hay una verdad a la que se refieren tanto la fe como la racionalidad científica. Dios ha querido la razón, con la que podemos reconocer las estructuras racionales del mundo, al tiempo que ha querido la fe...]
¿Cuál es la importancia del domingo? Si el domingo es ignorado o abolido, todos los días son laborables. El hombre, que ha sido creado para la alegría, se transforma así en animal de carga potencialmente esclavizado por el consumismo.
¿Puede un cristiano jugar en bolsa o en internet? Puede jugar mientras quede en el ámbito normal de las reglas de la Hacienda Pública y no contradiga otras reglas morales.

La precisión alcanza tal extremo, que ayer fue momentáneamente retirada la versión italiana del Youcat, porque en la pregunta 420, referida al uso de anticonceptivos, se deslizaba en algún enunciado la posibilidad de poder usarlos. No existe, pues, la menor duda acerca de cuál es la férrea filosofía que los conduce. De ahí que se llegue incluso a aconsejar la desobediencia civil si fuera necesario:

¿Cuándo es necesario negar la propia obediencia al Estado? Nadie puede seguir disposiciones que provengan del Estado que contradigan las leyes divinas.

Llegados a este punto, me viene al recuerdo la figura de Darwin, quien, profundamente creyente y educado en el creacionismo, se veía incapaz de publicar el resultado de sus investigaciones, no ya porque ello lo obligaba a abandonar la religión, sino, además, porque podía hacer daño a sus seres queridos, su mujer entre ellos. Sólo veintitantos años después, la posibilidad de que el joven Alfred Russell Wallace, que había llegado a conclusiones similares a las suyas y estaba a punto de mandarlas a la imprenta, se le adelantase, le llevó a publicar El origen de las especies. Lo que ocurrió después ya lo conocemos.

¿Tendremos al final nosotros la suerte de Darwin? ¿Conseguiremos escapar, nosotros, nuestros hijos, de la visión tenebrosa, alucinada y demencial de los representantes de dios? Lo tenemos difícil. No parece que haya psiquiátricos para tanto loco ni cárceles para tanto delincuente.

1 comentario:

  1. Anónimo2/8/11 22:17

    AMADOS HERMANOS:
    Soliciten al sitio UN.ORG/ES de la organizacion de las naciones unidas a mi email denominado PROFETA ELIAS porque resuelve con un poema dedicado al profeta y a la iglesia catolica sobre una amonestacion cristiana del prójimo y del difunto sacerdote de la parroquia del municipio de San José Pinula del departamento de Guatemala de mi pais Guatemala de la América Central y tambien homenajea a la iglesia catolica. Tambien soliciten al sitio REDGUATEDIGITAL.BLOGSPOT.COM y al sitio CNN.COM del telenoticiero norteamericano CNN al reportaje y a la consulta popular de mi oprobio sexual con mi pais Guatemala por unos impostores polares.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cristiano Catolico.

    ResponderEliminar