18 octubre 2009

Tócala otra vez, Andrés

Andrés Montes me ha hecho pensar esta mañana en Berlusconi. Y es que, después de cinco años viviendo en Italia y de ocho viéndomelas con alumnos italianos, jamás he conocido a nadie que haya votado o haya hablado bien del salvaje tarado de Berlusconi. Y, ahí esta la cosa, tampoco he conocido a nadie que me hablara bien de Andrés Montes prácticamente en toda mi vida.

Sin embargo, las afinidades acaban ahí. En el último mes he conocido, last but not least, a dos personas a las que parecía un estupendo locutor. Y hoy, en los foros congregados en torno a la noticia de su muerte, he visto a miles de personas manifestar su pesar y su reconocimiento por este entrañable personaje, showman ingenioso y notable comentarista deportivo. Es más, me importa un carajo lo que piensen otros. El tempo y la alegría con que impregnaba sus elocuciones hacían de cualquier partido horroroso poco menos que una fiesta. Para mí este Ron Damón semicubano es un episodio de mi vida.

Canal Plus usó a Ramón Trecet y Antoni Daimiel para abrir, en los años 80, la NBA a nuestros intereses carpetovetónicos, y más adelante, para hacer de nuestra afición pura dependencia, sustituyó a Trecet por Andrés Montes. Luego, pasado un tiempo, convertidos ya en puros yonquis, seres insomnes hasta las tantas, la cadena empezó a abandonarnos al hacer de pago más y más retransmisiones de baloncesto americano. Pero ésta ya es otra historia, una sórdida historia de marketing conductista con la que nada tiene que ver este jugón de las ondas catódicas que, a la postre, terminó pasándose del Canal + de Sogecable a la Sexta de Televisa y Mediapro.

¿A ver quién va a llamar ahora a las cosas por su nombre? Aerolíneas Jordan, Wyatt Earp, Cocodrilo Dundee, el Cartero, el Ordenador, el Microondas, Cruela de Vil, el Almirante, Funkyman, Robin Hood, la Muralla china, la Pasión Turca, Chocolate Blanco...

¿Quién nos va a alertar de las asociaciones peligrosas? Los Carpantas, los Cómo me pica la nariz, los In the ghetto, los Chupa-chups, los Estopamix, los Gepetto brothers...

En fin, Mr. Catering, ET, Multiusos, Espartaco, la Intendencia, el Helicóptero, la Tanqueta, Mambrú, Mojo Picón o Ricky Business harán muy bien en pagarse una de pinchos de merluza en su nombre.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada