21 febrero 2012

Primavera valenciana


Policías agresivos que aporrean sin control al enemigo. Estudiantes enarbolando libros que claman por los derechos que les ha robado la cleptocracia gubernamental que un pueblo estúpido y casposo ha elegido en las urnas. Primavera valenciana en mitad del invierno. Vergüenza de España.

Volando en todas direcciones, las hostias corren consagradas por la guardia de corps de un gobierno, ultraconservador y parafascista, que la prensa orgánica encubre en gran medida. Y siempre a los mismos. Cuando los estudiantes del I.E.S. Lluis Vives pedían calefacción, no era a esto a lo que referían.

Así las cosas, a la espera de que saquen los tanques, yo también soy el enemigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada